1919

 

 

 

Total de títulos representados: 23 (8 estrenos y 15 reposiciones)

Algunos espectáculos excelentes alternaron con otros regulares; los primeros contaron con la presencia de grandes figuras como Beniamino Gigli (1890-1957), y “la divina” Claudia Muzio (1889-1936) que, según recuerda Lauri Volpi, tenía una voz mas bien limitada, pero alcanzaba resonancias insospechables, desde el momento en que en cada nota alentaba un sentimiento vibrante. Muzio cantó ópera en el Colón regularmente hasta 1934 y volvió en 1935 para dar conciertos. Beniamino Gigli, una de las voces más bellas del siglo, fue sin duda ídolo popular. “Sus rasgos distintivos, que se vieron evolucionar con los muchos años de actuación entre el público argentino, fueron siempre su sencillez ínclita, su sensibilidad directa, donde afloraba ese sollozo con el cual su canto era todo lágrima, todo cuore. Junto a esos probados aspectos de su comunicación, están el bellísimo e inconfundible timbre de la voz, dulce y melodiosa en la mezzavoce, la extraordinaria fluidez de emisión, tanto en el registro de pecho como en el de falsete, capaz de permitirle esos acariciantes diseños y el uso de la inflexión. Desde su debut, producido como coparticipación de un destino común de éxitos en nuestro suelo, junto a Claudia Muzio en 1919 hasta su despedida, en el cine Gran Rex, con un recital muy concurrido, pasaron más de tres decenios. Y esto afirmó el nombre de toda una vida de canto junto a nuestro público.” (Néstor Echevarría). De su despedida se conserva una grabación en donde puede apreciarse el delirio del público por su ídolo.

También se presentan el tenor Antoine Trantoul y, por única vez, el bajo barítono Vanni Marcoux [Giovanni Emilio Diogene Marcoux] (1877-1962), artista excepcional, vocalmente débil pero con mucho talento para los papeles de carácter, el tenor francés de la mejor calidad artística Lucien Muratore (1878-1954, casado con la soprano italiana Lina Cavalieri), y las sopranos Laura Bergé y Raymonde Vécart.

Según la crítica de La Nación la temporada se presentó “tan azarosa en su desarrollo como deficiente en su conjunto” … “En este teatro, cuyas autoridades se han mostrado siempre severísimas, esta ocurriendo algo extraño. Se han permitido espectáculos realmente inferiores y nunca se ha manifestado la opinión oficial acerca de ellos, dejando que los abonados y el público se las entiendan como puedan” (15 agosto). Es necesario destacar que la responsabilidad de los espectáculos estaba a cargo de una Comisión Administradora, y que no conservan en el archivo del Teatro documentos que daten de la administración de esa época.

Vuelve el maestro Tulio Serafín después del paréntesis impuesto por la guerra.

Nuevamente no se representan tres obras del repertorio anunciado, las que se sustituyen por cuatro títulos ya conocidos por el público.

Entre los estrenos figuran dos óperas de compositores argentinos: Petronio de Costantino Gaito, libreto de Umberto Romaneli (autor también del libreto de la primera ópera argentina cantada en castellano Blanca de Beaulieu); Petronio está considerada una de las más logradas experiencias del compositor en el teatro lírico, según señala Valenti Ferro, y Los Héroes (Gli Eroi) de Arturo Berutti, libro de Herminio Campana basado en la gesta sanmartiniana, y encargada –según información existente- para los actos conmemorativos del Centenario de la Revolución de Mayo, proyecto que no se cumplió; el argumento de la obra está inspirado en la novela La loca de la Guardia, de Vicente Fidel López, y la partitura responde, según Roberto Herrera “a nobles intenciones, aunque la realización no siempre las alcance ...”  La obra fue cantada en italiano.

Se presentan también por primera vez el tríptico de Puccini: Gianni Schicchi, Suor Angelica e Il Tabarro, además de las óperas Lucrezia Borgia de Donizetti, Madame Sans-Gêne de Giordano, y Monna Vanna del compositor francés Henri Février.

Mefistófeles, representada ya en varias oportunidades en el Teatro, en esta oportunidad con Muzio y Gigli, fracasó debido a que el protagonista, el bajo Angel Masini Pieralli, no alcanzó a conferir a su papel las condiciones vocales e interpretativas que exige la obra.

En el ciclo de Conciertos sinfónicos organizado por la Asociación Italiana de Conciertos se presenta en primera audición la Campera de las Escenas Argentinas, de López Buchardo.

Se hace cargo del Teatro el empresario Camilo Bonetti (desde 1919 a 1921)

 

INTENDENTE: Llambías, Joaquín (14.11.1916-14.11.1919)
García Anido, Saturnino [interino] (15.11.1919-3.12.1919)
Cantilo, José Luis (5.12.1919-25.10.1921)
Autoridades del Teatro :
Bonetti, Camilo Concesionario (1919-1921)
Rodríguez, Francisco V. Administrador (1908-1925)
Llambías, Joaquín Presidente de la Comisión Administradora (1917-1920)
Carranza, Mario A. (1919-1920)
Quesada, Héctor (1918-1920)
Berutti, Arturo (1918-1920)
Estrada, Tomas de (1919-1920)

 

 

Vanni Marcoux

Raymonde Vécart

Claudia Muzio

Constantino Gaito

 

 

 

 

Operas 1919 -* estrenos

 

Samson et Dalila  (Saint-Säens, Camille)

Madama Butterfly  (Puccini, Giacomo)

Damnation de Faust, La  (Berlioz, Hector)

Loreley, Die  (Catalani, Alfredo)

Lakmé  (Delibes, Leo)

Gianni Schicchi *  (Puccini, Giacomo)

Suor Angelica *  (Puccini, Giacomo)

Tabarro, Il *  (Puccini, Giacomo)

Tosca  (Puccini, Giacomo)

Faust  (Gounod, Charles)

Gioconda, La  (Ponchielli, Amilcare)

Aida  (Verdi, Giuseppe)

Lucrezia Borgia *  (Donizetti, Gaetano)

Manon Lescaut  (Puccini, Giacomo)

Mefistofele  (Boito, Arrigo)

Manon  (Massenet, Jules)

Madame Sans-Gêne *  (Giordano, Umberto)

Bohème, La  (Puccini, Giacomo)

Carmen  (Bizet, Georges)

Gli eroi *  (Berutti, Arturo)

Roméo et Juliette  (Gounod, Charles)

Petronio *  (Gaito, Constantino)

Monna Vanna *  (Février, Henri)